CREAR / SIN / PRISA, CERVEZAS ALHAMBRA SE UNE A ARTESANOS ESPAÑOLES E INTERNACIONALES

Para un artesano, lo mejor no es el resultado final, sino el proceso a través del cual llega a dar vida a su creación. Disfrutar de cada paso, cada olor, cada textura… requiere tiempo. ¿Y si eso pudiese trasladarse a todos los episodios de nuestra existencia?, ¿Y si nos tomáramos el tiempo necesario para disfrutar de las cosas con los cinco sentidos? Ya fuera al hacernos la cena, al abrazar a un amigo, al pasear bajo la lluvia o al tomarnos una cerveza en una terraza.

Cervezas Alhambra apuesta por detenerse en los detalles y por eso convierte sus creaciones en reinterpretaciones únicas. El carácter artesanal y la pasión del maestro cervecero están presentes en todo lo que hace la marca, porque sus cervezas se tocan, se miran y se saborean, pero sobre todo, se sienten. Por eso, ha creado una plataforma de creación contemporánea con la que compartir con artistas, artesanos o maestros, además de la inspiración, el privilegio de manejar sus propias reglas y tener su propio lenguaje.

Crear/sin/prisa es la iniciativa con la que Cervezas Alhambra colabora con los mejores artesanos españoles e internacionales para trasladar esa manera de “hacer sin prisa”. Unidos por la pasión por las materias primas y el proceso, crearán una serie de intervenciones en torno al proceso de creación que comparten. Los artistas seleccionados, Raquel Rodrigo y Martín Azúa, han desarrollado dos experiencias únicas en las ciudades de Valencia y Barcelona, respectivamente, respondiendo a una filosofía que conecta con los sentidos.

Para trabajar en esta instalación inédita, Raquel Rodrigo viajó a Granada en busca de inspiración y el origen granadino y La Alhambra monumento han perfilado el carácter del proyecto. La esencia de los mosaicos, la magia de sus colores y sus simetrías se ven plasmadas en su obra. Mientras que la de Martín Azúa será un regalo para los viandantes de la ciudad de Barcelona, una invitación a descansar y relajarse en el espacio urbano. Una obra hermosa y delicada concebida a partir de materiales muy humildes y honestos.

Y la lección que aprendemos de todo esto es que sin prisa se vive mejor. En estos momentos es cuando disfrutas de verdad de los pequeños placeres de la vida. Aquellos que nos dejan con el mejor sabor de boca y que nos confirman que sabemos elegir. Y sobre todo, de valorar el proceso que hay detrás. Como el de una buena cerveza fría, creada cuidando de forma artesanal cada matiz, magnificando su personalidad genuina. Detalles que dan un toque especial a ese ritual del primer sorbo, ese que invade todos los sentidos. Fuera relojes, fuera presiones: tómate tu tiempo para disfrutar. 

Alhambra Reserva 1925 recomienda el consumo Responsable 6.4º

82a9326

82a8849

Fuente: Lamonomagazine.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s